Accesibilidad

PDFImprimirCorreo

Un entorno es universalmente accesible cuando consigue ofrecer las mismas oportunidades a todos sus usuarios por igual. Un entorno web debería regirse por las misma normas que un entorno físico. Sin embargo, los estándares de accesibilidad web llevan años de retraso con respecto a las normativas de accesibilidad en espacios físicos.

Existe software específico para personas invidentes o con visibilidad reducida capaz de leer el contenido de una página web. Los navegadores también permiten modificar el tamaño del texto de una web. Pero lo cierto es que la accesibilidad de la red está a día de hoy en manos de los desarrolladores.

Cuando un desarrollador se propone crear un sitio web accesible, lo primero que tiene que elegir es la norma por la quiere guiarse. El estándar referente a accesibilidad más reciente propuesto por el W3C es el WCAG (Web Content Accessibility Guidelines) 1.0 [WCAG 1.0], que data del año 2008. Sin embargo, parece ser que en materia de accesibilidad no es el W3C quien tiene la última palabra. En España, la ley establece que el modelo oficial de accesibilidad es el propuesto por INTECO (Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación) y homologado por AENOR (Agencia Española de Normalización y Certificación). En este escenario, resulta difícil obtener un sitio web que sea universalmente accesible. En España, todos los portales pertenecientes a la administración pública o a empresas que reciban subvenciones públicas están obligados a seguir las normas de accesibilidad dictadas por AENOR. Huelga decir que el cumplimiento total de esta normativa es utópico a corto plazo.

Otra de las dificultades que se encuentra un desarrollador que pretenda implementar un sitio accesible es la inexistencia de un validador universal capaz de evaluar con total fiabilidad el nivel de accesibilidad de un portal web. Esto se debe en parte a que la accesibilidad no depende exclusivamente del código, sino que se han de seguir unas pautas de estilo difícilmente evaluables por una inteligencia artificial. Por otro lado, las herramientas de desarrollo web de código abierto se nutren del código implementado -en la mayoría de los casos de forma altruista- por la comunidad de desarrolladores. Esta diversidad de fuentes hace que sea extremadamente difícil ofrecer un sitio web 100% accesible si este ha sido implementado haciendo uso de un CMS de código abierto.

Para el desarrollo de esta plataforma se ha tenido en cuenta la norma UNE 139803:2004 de requisitos de accesibilidad para contenidos en la web, homologada por AENOR. Esta norma establece tres niveles de prioridad para los distintos requisitos de accesibilidad:

 

Prioridad 1: El sitio debe satisfacer este requisito. En otro caso, será imposible para uno o más grupos de personas con discapacidad utilizar el sitio.

Prioridad 2: El sitio debería satisfacer este requisito. En otro caso, será muy difícil para uno o más grupos de personas con discapacidad utilizar el sitio.

Prioridad 3: El sitio puede satisfacer este requisito. En otro caso, algunos grupos podrían encontrar una dificultad relativa para utilizar el sitio.

 

Los siguientes requisitos de accesibilidad se cumplen de forma satisfactoria en la plataforma "Electrónica de Potencia":

 

  • El contenido de la página conserva su significado si se presenta sin hojas de estilo (prioridad 1).
    Los contenidos están incluidos en los archivos .php y .html del portal mientras que los estilos se encuentran perfectamente separados en documentos .css.
  • Toda la información expresada a través del color es también accesible en ausencia de color (prioridad 1).
    Los contrastes empleados entre los textos y sus correspondientes fondos son siempre altos.
  • No provoca el parpadeo de la pantalla (prioridad 1).
    El portal no hace uso en ningún momento de imágenes .GIF animadas. El carrusel de imágenes de la portada de la web tiene una cadencia lenta y unas transiciones suaves para no afectar a usuarios con epilepsia foto-sensitiva. Las animaciones flash también prescinden de excesivos parpadeos.
  • Se utiliza un lenguaje claro y sencillo apropiado para el propósito del contenido (prioridad 1).
    En el sitio web se emplea un lenguaje rigurosamente técnico tanto en castellano como en inglés.
  • Se proporciona texto semánticamente equivalente para todo elemento no textual (prioridad 1).
    Todas las imágenes y animaciones de la página cuentan con texto equivalente.
  • Se especifica el idioma principal de la web (prioridad 1).
    En el código se indica que el idioma principal de la web es "es-es" (español de España). Si el usuario tiene su navegador configurado en inglés, los contenidos de la página web se muestran en dicho idioma y el código de la web se actualiza indicando el idioma "en-gb" (inglés de Gran Bretaña).
  • El texto de los enlaces identifica claramente su destino y es lo más conciso y explícito posible  (prioridad 1).
    Tanto los menús y submenús del sitio web, como los enlaces de hipertexto son auto explicativos.
  • La página sigue siendo usable si los scripts están bloqueados (prioridad 1).
    La gran mayoría de los contenidos de la web se muestran independientemente de la configuración de navegador del usuario. Algunas de las acciones ejecutadas por scripts -como el cambio de tamaño de fuente- se pueden ejecutar de formas alternativas.
  • Utiliza tecnologías publicadas de manera oficial por el W3C en sus versiones más recientes (prioridad 2).
    La base de este portal está implementada en el lenguaje de marcado XHTML.
  • Las combinaciones de color de fondo y del primer plano de las imágenes contrastan lo suficiente (prioridad 2).
    Todas las imágenes relevantes de la web destacan lo suficiente con respecto a sus correspondientes fondos.
  • No se emplean tablas para maquetar (prioridad 2).
    La maquetación de contenidos se realiza mediante divs posicionados desde las hojas de estilo.
  • Permite el cambio de tamaño de fuente (prioridad 2).
    El tamaño de la fuente se puede variar mediante los botones situados en la parte superior de la página así como mediante el navegador web.
  • Se usan hojas de estilo para controlar la disposición y la apariencia de los elementos de la página (prioridad 2).
    La maquetación o distribución de los distintos bloques que conforman la página se controla desde las hojas de estilo externa. Lo mismo ocurre con la apariencia de todos los elementos de la página. Con esto se consigue que en el documento .php o .html quede exclusivamente la información que interesa a los navegadores que leen el contenido de una página a las personas con deficiencias visuales.
  • Proporciona metadatos para añadir información semántica a las páginas del sitio web (prioridad 2).
    El código de la web contiene la información sobre el tipo de documento, el título y los metadatos con la descripción del portal y las palabras clave. Esto además de ser una buena práctica en términos de accesibilidad, contribuye a mejorar la indexación de la página por motores de búsqueda.
  • No utiliza imágenes en sustitución de textos (prioridad 2).
    En ningún caso se emplean imágenes en sustitución de bloques de texto. Tanto las imágenes como los contenidos multimedia contienen sus correspondientes descripciones alternativas.
  • Respeta la sintaxis de XHTML y CSS (prioridad 2).
    Tanto el código XHTML como el código CSS carecen de errores de sintaxis de acuerdo con los validadores del W3C.
  • Evita el uso de elementos obsoletos de XHTML (prioridad 2).
    El elemento "applet" se utiliza a pesar de estar desaconsejado por no existir alternativas para incrustar archivos .JAR en el código HTML
  • Los bloques de información largos están divididos en fragmentos más manejables (prioridad 2).
    La longitud de los párrafos es siempre razonable. La longitud de las líneas de texto también es adecuada, no sobrepasando en ningún caso las 20 palabras por línea.
  • Se usan elementos de encabezado o título para transmitir la estructura del documento (prioridad 2).
    En la web se hace un buen uso de las etiquetas de texto <p>,<h1>..<h6>,<small>,<em>,<strong>, etc. para establecer una clara jerarquía de contenidos.
  • Las listas y los elementos de lista están correctamente marcados (prioridad 2).
    Para conseguir esto se emplean viñetas y tabulaciones.
  • Los campos de los formularios están debidamente etiquetados (prioridad 2).
    Todos los campos de texto tienen su correspondiente label asociado.
  • Los mecanismos de navegación se utilizan de manera consistente (prioridad 2).
    Todos los enlaces internos de la web mantienen su comportamiento en todos los puntos del sitio web. Los enlaces internos ubicados en los diversos menús de navegación de la página mantienen siempre la misma posición dentro de la estructura de la web.
  • El estilo de presentación (disposición y apariencia) es homogéneo en todas las páginas del sitio web (prioridad 3).
    El estilo es consistente y accesible en toda la plataforma.
  • Los enlaces se distinguen del resto del texto y entre sí (prioridad 3).
    Los enlaces se distinguen del resto del texto de la página mediante cambio de color, subrayado, efectos de hover o todos los anteriores.
 

Sobre Nosotros

Tras la marca Electrónica de Potencia se encuentra una iniciativa surgida del ámbito académico y que pretende ser un referente en el campo de la Electrónica de Potenica, tanto en el terreno universitario como en el profesional.

Usuarios online

Tenemos 3 invitados conectado(s)

Participa

Si quieres contribuir con contenidos a esta página web sigue estos pasos:
1. Regístrate como usuario en la página.
2. Rellena nuestro formulario de contacto y cuéntanos como te gustaría colaborar con nosotros.

Canales

YouTube

P.I.E.

PIEEsta plataforma forma parte de un proyecto de Innovación Educativa de la UMA.

Carlos Sánchez